ciclos

 

Imagen

el invierno estira sus brazos

y nos toca la nariz.

y nos dice:

eh! qué aun me quedan varios meses

para enfriaros los pies

y arañar vuestras mejillas.

cuando llegue el verano, 

desearéis que regrese;

y será demasiado tarde

para ponerse bufanda.

Anuncios