Imagen

 

“El caso es que como él no me dejaba, le dejé yo.
Así que decidimos quedar como amigos. Y ya que estábamos, follábamos.
El típico polvo de despedida. Y no me sentí gorda. Me sentí guapa. Y atractiva.
Ligera. Salvaje. De repente me entraron dudas. Igual no era una buena idea cortar.
Igual teníamos que seguir juntos. Igual si estábamos hechos el uno para el otro.
Así que decidimos vivir juntos. Claro que esa noche, me volvió a entrar el insomnio.
Y la ansiedad. Y me volví a sentir gorda, y asquerosa. Me odié mucho.
Y él ya no estaba allí para consolarme.”

.gordos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s