Opciones

No sé batir bien los huevos con tenedor. Ni aprendí a montar en bici. Soy una inútil para hacer pajaritas de papel. Y, reconozco, que nunca sé donde está el norte. Me dan miedo los perros grandes. Y siempre coloco mal el mantel en la mesa. Hablo demasiado en el cine. Y destrozo la fruta cuando la intento pelar. Me encanta mancharme cuando pinto (aunque luego todos mis vaqueros tengan restos de pintura) y el desorden de los cojines por el suelo. No son imperfecciones, ni un modo de ser. Pero no sé por que, todo eso me gusta.

Lo mejor de todo eso es que no importa que no bata bien los huevos por que siempre tengo alguien que me ayude; da igual que no monte en bici por que no viene mal andar un poquito. La papiroflexia… Eso está superado. Mamá siempre me hará los barquitos de papel. Una brújula. Bulldog francés. Sobreviviré sin manteles. Un acompañante hablador. Un pelador de fruta de Ikea. Agua y jabón. Orden del domingo.

Todo siempre tiene una solución.Imagen

foto: Si bebes no conduzcas. (Tomada en Roma)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s