Guardamar

guardamar-del-segura
 
Querido amigo,
Hoy pienso en ti e imagino como estarás.
Agazapado en la ventana viendo las horas pasar.
Nunca fuiste demasiado guapo,
pero tus lunares me chiflaban.
Para mi eras “ÉL”, sin más. Eras el definitivo y verdadero.
Eras el lobo de mi cuento de Caperucita,
eras el templario de tus historias de cristianos.
Eras la silla con que tropezar al levantarnos.
Eras la caída en el colchón al acostarnos.
 
Sinceramente tuya,
 
.tuchicaimperdible.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s