Reflexiones

No puedo permitirme a estas alturas seguir pensando en ti.
Me hace daño, y el dolor es un círculo vicioso.
Primero empieza por los dedos de los pies, y se va extendiendo como un cáncer.
Y cuando llega al órgano vital rojo, hace que explote en mil pedazos.
O al menos, eso es lo que yo siento.
Teníamos distintas visiones de lo que era el amor (aunque lo tuyo era más bien sexo
sin amor…) y también distintas formas de expresar lo que sentíamos.
Ahora estoy convencida de que mientras yo sentía que tenía el corazón mas rojo
que nunca, tu solo pensabas en si mi ropa interior sería de ese mismo color.
No sé por que después de cinco meses eres tanto y yo soy tan poco.
Me he consumido, y me he convertido en un ser minúsculo a tu lado.


Odio pensar tanto antes de acostarme. Odio pensar tanto en ti antes de acostarme.

.lachicaimperdible.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s